Publicado el: 07/05/2016 17:44 Hs.

La conmovedora historia del baraderense que cargará la antorcha olímpica en Río 2016

Gastón Luna es empleado de la plante de BRF S.A. en Baradero y participó de un concurso lanzado por la empresa brasileña, del que participaron trabajadores de todas las plantas de la firma en el mundo. Debían contar una historia vinculada al deporte: Gastón dejó el Rugby tras un accidente, tiempo después sufrió un ACV, se recuperó y se convirtió en maratonista.

COMPARTE:
Gastón Luna cargará la antorcha olímpica en Río de Janeiro.

Cuando Gastón Luna ingresó al comedor de la planta en Baradero de BRF, donde trabaja desde hace 7 años, se sorprendió al ver a su familia, junto a sus compañeros, el Gerente de Planta y el Jefe Administrativo. Sobre ellos colgaban carteles que anunciaban "Gastón Luna rumbo a Río 2016”.

El joven de 34 años, padre de dos hijas, participó de un corcurso lanzado por la firma brasileña entre sus empleados de todo el mundo, para cargar la antorcha olímpica en los juegos de Río 2016, que comenzarán el próximo 5 de agosto. Debían contar una historia personal, vinculada al deporte, y la de Gastón es verdaderamente conmovedora.

"Mi nombre es Juan Gastón Luna, tengo 34 años, y 7 años de antigüedad como operario de producción en la Unidad Baradero – Argentina. Desde chico me gusta hacer deporte, practiqué rubgy desde los 8 hasta mis 27 años. Lamentablemente tuve un accidente en el que se me desprendió la retina ocular y debieron operarme, por lo que ya no pude hacer un deporte de contacto. Desde esa fecha comencé a salir a correr en mis tiempos libres.

En el año 2010 tuve un ACV transitorio a causa del estrés en mi vida personal. Los médicos me recomendaron que hiciera algo para despejar mi mente. Desde ahí comencé a correr con más ganas, pensando en llevarlo a otro nivel.  La primera vez que corrí en un evento fue en el año 2012, en la Maratón de Buenos Aires de 42 Km. En vez de comenzar por alguna más corta, elegí desafiarme totalmente y correrla. Como no me quedaba cerca de mi ciudad, llegué tarde – cuando la corrida ya había comenzado, por lo que ya estaba en desventaja. Hasta los 21 Km los pude hacer sin problemas, pero luego físicamente ya no podía continuarla. E

mpecé a pensar cosas positivas: mi familia, el apoyo que me estaban dando, el esfuerzo que había hecho para llegar hasta ahí. Parece mentira pero así me fui olvidando del cansancio físico. Llegué en 4 horas, con una satisfacción tan grande, que ya no quise parar.

De ahí en más, en cada maratón y triatlón que puedo, participo. Además, intento contagiar el espíritu del deporte en mi familia, amigos y compañeros de trabajo.

Con respecto a mi familia, mi esposa me apoya totalmente, y mis dos hijas (de 12 y 8 años) hacen natación, running y fútbol. Fue un orgullo que mi hija mayor participó del triatlón de Baradero la semana pasada junto a mí, llegando al podio en su categoría.

También contagié a mis compañeros de trabajo, por ejemplo a mi amigo del trabajo Guillermo, que corrió 10K en 2013 por primera vez. Yo podría haberme anotado en esa carrera y ganarla, pero sin embargo mi función fue acompañar a Guillermo para que él llegara. Cada momento que pensó en desistir, yo le recordaba todo el esfuerzo hecho y todos nuestros compañeros que nos estaban esperando en la llegada, y así iba tomando ánimo nuevamente.

Los últimos km lo fui empujando hasta la recta final porque su físico no le respondía más, así llegamos juntos. Ahora somos amigos de por vida y vamos juntos con nuestras familias en cada evento que podemos.

En 2015 con Mauricio, otro compañero de trabajo, fuimos juntos a correr la maratón de 21 K de buenos Aires, y quisimos representar a BRF. En RRHH nos regalaron una gorra y sentimos que representamos a nuestros compañeros con el valor vida saludable. También colaboré en la organización de la caminata de BRF Octubre Rosa.

Correr me libera, me hace sentir que puedo desafiar mis límites, y puedo vivir experiencias nuevas para luego contarlas y contagiar el espíritu del deporte. El deporte me hace feliz!".

La llama olímpica fue encendida en el Palacio de Hera el el 21 de Abril y comenzó su recorrido por Europa hasta llegar el pasado martes 3 de mayo a Brasilia. Viajará por todo el país vecino, durante 95 días y se estima que unas 12 mil personas cargarán el símbolo tradicional de las olimpíadas que llegará  finalizará el 5 de agosto cuando llegue al estadio Maracaná, en Río de Janeiro, donde se desarrollará la ceremonia de apertura de los juegos.

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.

Municipios

Rubros