Publicado el: 13/11/2020 10:26 Hs.

Alerta por el nivel de toxicidad del agua verde en el Delta del Paraná

Este jueves, para sorpresa de los y las habitantes de la zona norte del Río de la Plata y del Delta del Paraná, el agua que baña sus costas presentó una intensa coloración verde. Especialistas señalan que se trata de floración de cianobacterias del género microcystis, que pueden producir una toxina, la microcistina, tóxica para humano y animales no humanos. El rol de los agrotóxicos y los incendios en este fenómeno que podría persistir todo el verano y llegar a la costa sampedrina.

COMPARTE:
La presencia de cianobacterias altamente tóxicas para los humanos y la fauna es causada por la contaminación

En el año 2012, San Pedro tuvo en sus costas "aguas verdes", peligrosas para la salud de los humanos y la fauna. Por entonces, la explicación oficial vinculaba la presencia de estas algas cianógenas con los residuos cloacales. En el 2020, como si faltara algo, las cianobacterias reaparecieron, por el momento, en la zona norte del Río de la Plata y el Delta del Paraná.

Tigre, San Fernando, San Isidro, Campana y Puerto Madero son algunas de las costas que amanecieron el jueves teñidas de verde. El fenómeno podría persistir durante, al menos, las próximas semanas, y trasladarse a otras zonas de las cuencas hídricas. 

El viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Sergio Federovisky, dio especificaciones al portal Infocielo: "Lo que se sabe es que es una floración de cianobacterias, que es un tipo de bacteria de alga que tiene la particularidad de ese color azul verdoso y que aflora en circunstancias de alta contaminación orgánica. Porque se alimenta de nitrógeno y fosforo, que se encuentran en la contaminación de origen orgánico que producen los afluentes cloacales, deshechos de curtiembres, frigoríficos y ese tipo de industrias".

Respecto de ese tipo de contaminación el viceministro agregó que "También está muy presente en plaguicidas y fertilizantes, es muy probable que esa derivación a los ríos colabore con lo que sucedió hoy".

Además, explicó que "Es una de las características que van a aparecer cada vez más seguido por el cambio climático, porque aumenta el promedio de la temperatura del agua. Esto hace que sea beneficioso para el desarrollo de estas aguas de color verde".

En este sentido, el fenómeno puede llegar a volverse recurrente los próximos meses: "Todo indica que la situación podría empeorar a lo largo del verano si la sequia persiste y, frente a eso, lo que estamos planteando es primero una coordinación de acciones a llevar a delante a partir de la semana que viene con AYSA; con la Provincia y con investigadores del CONICET que trabajan esta temática".

El contacto con el agua verde puede implicar diferentes peligros: "El fenómeno es riesgoso por el nivel de toxicidad que aparece en el agua. Los procesos de potabilización resuelven este problema pero al crecer la concentración de algas (que puede ocurrir durante el verano) las tomas de agua pueden tener peligro, así que estudiar y revisar el nivel de toxicidad", expresó Federovisky.

Sobre los problemas que puede ocasionar en el agua potable, concluyó que "Hoy las tomas de agua están lejos, no hay problema con el agua corriente. Si indudablemente hay peligro al ingresar a lugares donde hay agua con estas características, porque es un alga muy toxica".

Por otra parte, ambientalistas señalaron a Visión Regional que "es importante entender la vinculación de las quemas forestales, agrotóxicos y cultivos con los procesos en las cuencas hídricas. La presencia de las cianobacterias puede ser indicador del principio de la muerte de una cuenca hídrica. En el caso de la agricultura, la presencia de nitrógeno y fósforo tiene el efecto de aumentar la producción en la tierra, pero que también generan en el agua una mayor producción de algas y bacterias".

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.