Publicado el: 16/11/2019 09:58 Hs.

Ramallo: Más de 20 empleados despedidos tras la suspensión de la Carboquímica del Paraná

La delegación de San Nicolás del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires resolvió la suspensión total de tareas en la planta del distrito de Ramallo, tras constatar graves deficiencias en materia de seguridad e higiene. Los trabajadores fueron despedidos o suspendidos luego de reclamar mejores condiciones laborales y salariales. 

COMPARTE:

En las últimas horas se materializó una situación que comenzó hace al menos tres años atrás: las tareas de la planta Carboquímica del Paraná fueron suspendidas por la delegación nicoleña del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, luego de constatar graves deficiencias en materia de seguridad e higiene.

Son una veintena de trabajadores los afectados y quienes vienen desde hace años encabezando un reclamo por mejores condiciones laborales y salariales. 

"Hoy la situación es peor que días atrás porque a los trabajadores despedidos no se les han abonado indemnización alguna, e incluso se les adeudan salarios", manifestó el abogado de los operarios, Julián Domínguez, en diálogo con El Norte. 

"Los dueños de la empresa rechazan el reclamo por mejoras de las condiciones de trabajo como también el vinculado a la cuestión salarial", explicó el letrado, quien explicó que cada empleado percibe un salario de 10.000 pesos mensuales. "Es algo completamente ilegal porque esa suma ni siquiera se ajusta al salario Mínimo Vital y Móvil", contó Domínguez.

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.

Municipios

Contenido Relacionado

Desde hace 25 días los trabajadores no pueden ingresar a la planta ubicada en San Nicolás porque los propietarios cortaron el acceso luego que el sindicato dispusiera un quite de colaboración ante la negativa de dar aumento salarial. Los empleados denuncian “aprietes” y condiciones de trabajo “paupérrimas”. Temen que la planta no vuelve a activarse.

Foto: Diario El Norte