Publicado el 02/05/2016 a las 19:41 Hs.

Peligra el segundo semestre en la UBA: "Nosotros no vamos a ser responsables del cierre de la Universidad"

Ileana Celotto, Secretaria General de la Asociación Gremial Docente de la Universidad de Buenos Aires, aseguró que los docentes han profundizado el plan de lucha. Denunció que el presupuesto de este año, elaborado por la gestión de Cristina Fernández y aplicado por Mauricio Macri, es un 63 por ciento menor al del 2015. "Estoy convencida que las cuentas públicas están vaciadas, ¿pero es porque no hay plata o porque se la destina a otros sectores?", cuestionó. 

En medio de paros docentes, el miércoles pasado hubo una reunión del Consejo Superior de la UBA en la que se debatió la continuidad de las clases en el segundo semestre debido a la falta de presupuesto. 

"El presupuesto que se elaboró el año pasado es el que se va a aplicar con otro gobierno. Es un presupuesto que plantea 63 por ciento menos para gastos de funcionamiento, desde la compra de una tiza hasta el pago de la luz, todo lo que es insumo. Cómo puede ser que podamos afrontar el 2016? Es imposible, se te corta en el mes de junio/julio", indica Ileana Celotto de la AGD UBA, miembro de la Conadu Histórica. 

El reclamo excede a la actual gestión de Mauricio Macri, aunque todo el bloque PRO aprobó también el presupuesto actualmente vigente. "El argumento es que no hay plata. Kicillof ya conocía la crisis y Cristina también la conocía. El problema es que es verdad que no hay plata en el país. Estoy convencida que las cuentas públicas están vaciadas. Pero es porque no hay plata o porque se la destina a otros sectores", indica la gremialista en diálogo con Ojo al Dato. 


"Nosotros no vamos a ser los responsables de que se cierre la universidad. Nosotros ya lo estamos denunciando porque no queremos que se llegue a eso", denuncia Celotto. 

Los docentes mantienen un reclamo que incluye clases públicas y denuncian el posible cese de actividades de todas las facultades en el segundo semestre. Además al reclamo se suma la cuestión salarial: "Nosotros estamos reclamando un aumento del 45 por ciento porque el salario universitario es el más bajo del país dentro de la docencia", manifestó.


"En Rosario y Buenos Aires tenemos miles de docentes ad honorem que trabajan sin cobrar un centavo. Son 8 mil y sin ellos el sistema se caería. Nosotros creemos que son más pero reconocidos son 8 mil", expone la titular de la AGD UBA, desnudando una de las realidades más complejas, la que deja a miles de profesionales que dedican tiempo a la docencia sin ningún tipo de retribución económica, aportes ni obra social, entre otros derechos propios del trabajador. 

"Nosotros venimos con un salario muy golpeado. En 2013 nos aplicaron una paritaria de 16 meses, en un período con gran inflación. Nos afectó mucho y desde entonces el salario nunca logró recomponerse. Nosotros tenemos 3 cargas horarias y la menor es de 10 horas frente a alumnos, que no son 10 horas de trabajo. Un docente profesional, que tiene su título de licenciado y a veces dos titulos, con menos de 5 años de antiguedad, tiene un sueldo que va de 1500 a 2800 pesos", manifiesta Celotto. 

Ante el riesgo de una profundización de la crisis, no sólo la UBA podría cerrar sus puertas sino que la situación es también compleja en la Universidad Nacional de Rosario y en la de La Plata, entre otras. El próximo 12 habría una movilización conjunta para reclamar que se amplíe el presupuesto de las casas de altos estudios. 

Municipio(s)