Publicado el: 18/05/2019 12:35 Hs.

Para intentar justificarse, Chiarella expuso a una joven violada y la revictimizó

La Secretaria de Desarrollo Humano de Cecilio Salazar respondió un pedido de informe de Unidad Ciudadana sobre las actuaciones del área en la atención y contención de una adolescente de 18 años violada en su domicilio que tardó más de 12 horas en ser asistida por un médico. En un documento de caracter público, nombró a la víctima con nombre, apellido y domicilio. Y aseguró que fue ella la que en ningún momento requirió asistencia psicológica.

COMPARTE:
La Secretaria de Desarrollo Humano de San Pedro Karina Chiarella

Por Nadia Quiroga

La página web del Concejo Deliberante tuvo durante varias horas de este viernes disponible para quien quisiera leer, la respuesta de la Secretaria de Desarrollo Humano Karina Chiarella a un pedido de informe presentado por el bloque de Concejales/as del Frente para la Victoria - Unidad Ciudadana luego de conocerse públicamente el caso de una joven de 18 años que fue sorprendida por el violador en su domicilio y que estuvo luego más de 12 horas sin ser asistida públicamente.

Aunque el caso fue de público conocimiento, tal como indican todos los protocolos de actuación y hasta el sentido común, el nombre de la joven víctima no fue mencionado en ninguna instancia, logrando al respecto el compromiso de las organizaciones feministas que acompañaron a la joven durante las horas posteriores al hecho y durante el escrache al Estado por el mal desempeño, e incluso de todos los medios de comunicación que salvaguardaron su imagen e identidad a sabiendas de las consecuencias que tiene un acto de revictimización semejante.

La Licenciada Karina Chiarella, al frente de una de las áreas más sensibles de la Municipalidad, hizo caso omiso a todas las recomendaciones habidas y por haber en la materia y dio nombre (y segundo nombre por si acaso), apellido y domicilio de la joven víctima en un documento de carácter público que, bajo ningún pretexto, justificaba semejante exposición de una denunciante. 

Alguien con buen tino removió horas después el documento del sitio web del cuerpo legislativo. Pero el documento está, existe, es oficial, lleva la firma de Chiarella. 

En el resto del escrito Chiarella ensaya las mismas excusas que sostuvo públicamente y defendió el accionar de su equipo de trabajo, reconociendo las demoras en la asistencia médica pero aclarando que no se trata de su responsabilidad. 

Sin embargo, nada es gratis, y en sus intentos de defenderse la Secretaria de Desarrollo Humano de Salazar hace responsable a la víctima de la no atención psicológica de las primeras horas. O de qué otra manera puede interpretarse que Chiarella mencione en su descargo que "en ningún momento (la joven) solicitó la asistencia de psicológica (sic)".

Cabría pensar entonces que, al momento de llegar una víctima de abuso o violencia a la Comisaría de la Mujer, es su responsabilidad pedir que se activen los protocolos, enumerar leyes y derechos que la asisten, y determinar por sí misma si necesita un médico, un psicólogo o un abogado. Y correspondería pensar entonces para qué sostenemos la estructura estatal que incluye profesionales supuestamente idóneos en esta materia. 

Luego, ya de manera ambulatoria y transcurridos varios días del hecho, la joven es asistida por una psicóloga del área, según consta en la presentación, "por 4 semanas consecutivas". "Es importante aclarar que durante el transcurso de este mes de intervención de este servicio con la víctima, en ninguna oportunidad manifestò la 'precaria intervención del personal de la Secretaría de Desarrollo Humano', por el contrario, la joven expresó su agradecimiento por la atención de nuestro servicio", concluye su respuesta Chiarella. 

Quizás la Secretaria de Desarrollo Humano no tuvo hasta ahora la oportunidad de escuchar a la joven de la que habla frente al área que ella conduce, denunciando lo que le había pasado y exigiendo que no le pase a nadie más. Por si acaso, agregaremos el video con sus declaraciones (en las que se la ve de espaldas, claro, para cuidar su integridad).

Por último, la funcionaria detalla que, de acuerdo al deseo de la joven de regresar a su lugar de origen con su familia (la víctima no era oriunda de San Pedro, había llegado meses atrás para convivir con su novio), el área se puso en contacto con "la Subsecretaría de Diversidad Sexual y de Género, quien tiene un convenio con la empresa Plusmar, gestionando un pasaje para el día 12 de abril". 

El pasaje en cuestión cubría el tramo desde Retiro a la ciudad costanera en la que vive la familia de la joven. El pasaje para hacer San Pedro - Buenos Aires quedaba bajo responsabilidad de la joven que no tenía los medios para afrontar los gastos y que no encontró respuestas en el área que conduce Chiarella que, pese a que subejecutó presupuesto, no cuenta con efectivo, parece. Los costos fueron afrontados por, otra vez, una agrupación feminista de la ciudad.

Habrá que destacarle a Chiarella que, pese a lo que sucede habitualmente, optó por dar respuestas a un pedido de informe, pero no se puede mirar para otro lado y obviar las formas. Tampoco que la, tal vez, ambición de permanencia en un cargo, den lugar a la revictimización y exposición de víctimas que ya fueron revictimizadas por el propio sistema del cual es parte responsable. 

El Estado es Responsable. Chiarella es responsable. 

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.

Municipios

Contenido Relacionado

Una joven de 18 años fue sorprendida este sábado pasadas las 07.00 por un hombre armado con una cuchilla. Luego de amenazarla, comenzó a abusar sexualmente de ella hasta que la víctima pudo quitarle el cuchillo y logró pedir ayuda a los vecinos. El hombre fue detenido por personal policial.

Este sábado una joven de 18 años fue sorprendida por un hombre armado en su casa. El violador la sometió sexualmente pero ella logró escapar y avisar a los vecinos. Radicó la denuncia y debió esperar por 12 horas a la Ginecóloga que venía desde San Nicolás. Esperaba sola en el Hospital, con su pareja, sin asistencia psicológica. Cuando todos los protocolos fallan y nadie se preocupa, el sistema revictimiza. Cuando las instituciones se pasan la pelota y parece que nos toman el pelo. "Cada vez se complica más y parece todo a propósito", contó la joven entre lágrimas.

Este viernes volvió a reunirse, tras el pedido del bloque de Concejales de Unidad Ciudadana, la Mesa de Violencia y Familia. Al finalizar, la Concejala Llull mostró dudas sobre las respuestas oficiales en torno a la aplicación del protocolo en la asistencia a la víctima de un abuso sexual. La Secretaria de Desarrollo Humano, en tanto, consideró que hay una animosidad en contra de su área y aseguró que no hubo fallas en las áreas que conduce.