Publicado el: 05/11/2020 07:42 Hs.

Opinión: La Ventana

* Por Omar Marsili, escritor sampedrino, autor de "El paraíso sobre tus zapatos", El Maratonista” y “La deuda, el príncipe y los panurgos”

COMPARTE:

Héctor, solía decir que a muchos les gusta ir por arriba del alambrado, y otros, caminar por el campo. Héctor era un tipo tranquilo, de esos con el rótulo de honesto total incrustado en los huesos.

Fue un amigo de esos que te abandonan por los putos caprichos de la muerte.  Se fue, pero antes de irse, nos mostró un sendero intachable, sin  vericuetos ni excusas. En sus comentarios de buenos modales, recomendaba entrar a la casa del amigo por la puerta y cuando te invitan. Repetía remarcando cada palabra: entrar - a - la - casa – del - amigo – por - la - puerta - y - cuando -te - invitan.

Sin dudas, Rosenkratz jamás escuchó, y tampoco escucharía, a Héctor. Este señor, entró a la justicia por la ventana, y respalda a cuanto llegué por el camino mas sinuoso, cuanto mas retorcido mejor.

Es bueno recordar, que la Justicia, es una herramienta del poder para disciplinar a los pueblos y esclavizar a los débiles, pero bajo el mote de justicia, sería saludable, ajustarse a ciertas normas básicas, como por ejemplo la constitución, ratifico lo de reglas básicas, ya que la constitución avala los atropellos de pueblos originarios y ningún renglón habla de restituir bienes robados, es más, otorga la prescripción por el paso del tiempo, algo así como robo a plazo.  

Si Héctor se cruzara con Rosenkratz le diría que lo correcto es entrar por la puerta, pero no lo juzgaría. Héctor era un moralista de su vida y su manía de “caminar por el campo y jamás haciendo equilibrio arriba del alambrado”, le daría vuelta la cara con mas lástima que desprecio.

Yo no soy como Héctor. Yo siento repulsión, y somos millones los que consideramos que con personajes capaces de burlarse de los códigos y de la humanidad, la justicia se reduce a un mausoleo de fríos mármoles y millones de violaciones.

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.