Publicado el 13/09/2020 10:18 Hs.

Opinión: Justi...

* Por Omar Marsili, escritor sampedrino, autor de "El paraíso sobre tus zapatos", El Maratonista” y “La deuda, el príncipe y los panurgos”

En el reino del absurdo, la justicia juega a la paradoja, la lógica se ajusta a su propia realidad y hay tantas realidades que la fantasía se entromete sin esfuerzos. Quizás todo empezó con el nombre: Justi-cia. Uno considera que viene de justo: equitativo, pero puede que derive de justi-ficar, en cuyo caso, la justicia es un pedazo de la existencia que consiste en elegir el bien o el mal de acuerdo a la “justicia” que se necesita.

Acaso de justi-precio, o justi-aprecio, mezcla de precio justo o justo el precio, o justo aprecio, para que el fiel señale la verdad más conveniente al peso del peso y los afectos. Justicia de los palacios, mármoles que amparan leyes divinas escritas por personeros terrenales, ejecutadas por humanoides de carne, hueso y agua, sentados en su pedestal. 

Bienaventurado el amigo del juez.

Municipio(s)