Publicado el: 27/11/2019 10:59 Hs.

La doble moral del Concejo Deliberante de San Pedro

El Concejo Deliberante, como cuerpo en su conjunto, está a un paso de caer, nuevamente, en una incongruencia que solo puede leerse a través de intereses políticos partidarios. El repudio al Senador Nacional y exdiputado de Tucumán José Alperovich, acusado de abuso sexual por su sobrina, el caso que desnuda las incongruencias.

COMPARTE:
La composición actual del Concejo Deliberante. Foto: Visión Regional

Por Nadia Quiroga

El Senador y exgobernador de Tucumán José Alperovich fue denunciado por su sobrina por abusos sexuales reiterados ocurridos entre fines de 2017, cuando se incorporó a su equipo de trabajo, y mayo de 2019. Alperovich, que se encuentra de vacaciones en Miami, pidió licencia a su cargo mientras la Justicia resuelve la situación. 

Alperovich enfrenta dos denuncias. Una se presentó ante la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres porteña, y la segunda en la Fiscalía Especializada en Delitos Sexuales de Tucumán. El avance del movimiento feminista y los logros conseguidos por un amplio sector de la población permiten que al tomar estado público estos casos no queden en la nada: rápidamente la opinión pública y la Justicia recoge el testimonio de las víctimas, y se les cree. 

El bloque de Cambiemos del Concejo Deliberante de San Pedro, más precisamente los/as Concejales/as Iván Paz, María Elisa Ferraro, Ana Tiramonti, Damián Lafalce, Natalia Claverini, Gerardo Pelletier, Juan Luis Garavaglia y Juan Pablo Ruozi, firman un celebrable repudio al Senador y exdiputado, para "acompañar a la víctima denunciante" a la distancia. 

La incongruencia empieza a notarse cuando los casos son mucho más cercanos y los involucran directamente. Al cuerpo en su conjunto o al oficialismo en particular. El caso del Concejal del Frente Renovador, Fernando Espíndola, denunciado por su sobrina, quien lo acusa de haberla violado reiteradamente entre sus siete y trece años, quedó en la nada. 

Y no solamente quedó en la nada en la Justicia, ámbito que excede a la responsabilidad de nuestros/as Concejales/as, sino que quedó en la nada dentro del cuerpo, que miró para otro lado. Cabe destacar que la Concejala Florencia Sánchez del bloque Unidad Ciudadana - Frente para la Victoria sí hizo no solo en la sesión sino en el trabajo de consulta con el Tribunal de Cuentas. Aunque el organismo consideró que no había impedimento legal para poder asumir la banca, la Concejala recomendó a Espíndola que "por una cuestión de conciencia propia" no asumiese en el cuerpo.

"A nadie le importó nada", cuenta Cintia, la denunciante a Visión Regional, casi nueve meses después de radicada la denuncia. Y agrega un pedido, que es una obviedad: "Necesito respuestas". 

Otro de los casos paradigmáticos que atravesó el poder político de San Pedro es la denuncia pública, que luego se tradujo en una denuncia en la Fiscalía del Doctor Marcelo Manso, contra el por entonces Secretario de Deportes Luis María Rodríguez, quien tomó la decisión de quitarse la vida tras la difusión de un video en el que se lo acusaba de abuso sexual contra una menor de edad.

El Concejo Deliberante no hizo mención a la denuncia, mucho menos un repudio. Sí rindió un homenaje con un minuto de silencio solicitado entonces por el Presidente del bloque Cambiemos Iván Paz. Y respetado por todos y todas las presentes en el lugar. 

La causa quedó sin efecto porque el único imputado estaba ya fallecido. Y es cierto que en ambos casos no hay condena más allá de la denuncia y que en nuestro país rige el principio de presunción de inocencia en el que podrían escudarse los/as Concejales/as de nuestra ciudad. Sin embargo el mismo beneficio puede ser aplicable a Alperovich, aunque tal vez para el bloque Cambiemos que esta vez el acusado sea de la oposición es una "prueba contundente" en su contra.

La contradicción queda al descubierto y, de aprobarse esta iniciativa (que reitero, considero celebrable), el cuerpo deberá dar explicaciones de sus actuaciones anteriores y comprometerse a medir todos los casos con la misma vara. O bien, hacerse cargo de la doble moral imperante. 

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.

Municipios