Publicado el: 21/11/2018 21:51 Hs.

Facundo Duarte, el deportista sin límites que nadará en las Islas Malvinas

Es Profesor de Eduación Física, Guardavidas y está pronto a completar el Curso de Guía de Montaña. Nadó en el lago Nahuel Huapi, en el Canal de Beagle y hasta en el lago de Corona del Inca, uno de los más altos del mundo. Pero los desafíos no cesan: en abril próximo estará nadando en Malvinas.

COMPARTE:
Facundo en el Canal de Beagle - Foto Roja Directa

Facundo Duarte, el "Boga", Es un sampedrino, profesor de Educación Física, Guardavidas y prontamente estará completando el Curso de Guía de Montaña.

Un deportista distinto, sabe que "el único límite es el que está en la cabeza", pero sabe que la seguridad y los cuidados son primordiales en la actividad que realiza. No se considera ni más ni menos que nadie, no se cree un super deportista, si un deportista curioso. Con el acompañamiento de su pareja y entre ciclos escolares, disfruta de la vida y la naturaleza.

En el año 2010, participó de cursos que realiza la Prefectura Naval Argentina, donde conoce a varios profesores, entre ellos, al nadador tucumano Matías Ola, que participó de competencias en el circuito nórdico de natación. La intención de Ola, era concretar una fecha para ese torneo en la Argentina.

En el 2015, Ola, después de presentar el proyecto e invitar a la Comisión organizadora del circuito nórdico logra concretar una fecha para julio. Unos de los profesores, que era parte de la organización y conocía a Facundo de los cursos de prefectura, lo invita a participar; Obviamente, la curiosidad y la cabeza pudieron mas que los temores de nadar en aguas con temperaturas de  2º y 3º, en julio y sin traje, pero con el marco inigualable del glaciar Perito Moreno y sobre las aguas del Lago Argentino. Se dijo, "si las personas de esos paises pueden nadar en aguas heladas por que no yo, cuál es la diferencia entre ellos y nosotros?".

Facundo realizó una especie de adaptación en los clubes locales pero nunca con ese tipo de temperaturas lo que intentó buscar fue resistencia y acostumbramiento. El evento consistió en dos etapas en el mismo día en el Lago Argentino; Por la mañana, pasadas en una especie de pileta adaptada de 25 metros con plataformas y andariveles rompeolas, de 25, 50 y 100 metros.

Facundo participó de esas pasadas; y por la tarde, fue una especie de aguas abiertas en sistemas de postas mixtas que tuvo al sampedrino conformando una de ellas junto con nadadores del país y una nadadora de Finlandia.

Al año siguiente, por diferentes complicaciones, el evento no se pudo realizar, por lo que el inquieto Ola, se propuso hacer el cruce del Canal de Beagle nadando en sistema de postas en el mes de septiembre del 2016. Allí, otra vez, fue convocado Facundo, que esta vez no tuve que pensar nada, ya tenía la experiencia, pero cambiaba la geografía y las condiciones, la prueba sería en mar abierto y muy complicado.

Desde Isla Navarino hasta Usuahia, el ancho del canal es de 12,4 kilómetros, de mar y condiciones climáticas súper adversas. El evento, que además era un homenaje a los nativos Yamanes, consistía en cruzar el canal en un sistema de postas. Fueron 46 deportistas, de los cuales 9 nadadores iban a largar de la costa, pero logran llegar 6 por desperfectos en uno de los gomones que los traladaban; Facundo fue elegido para largar junto a la hija del cacique local, lo que le dió un plus extra a lo que estaba logrando junto a sus compañeros y compañeras.

Una situación más complicó el evento, el catamarán que trasladaba el resto de los nadadores quedó a mitad de camino, aproximadamente a 6 kilómetros, por lo que en principio iban a ser 5 minutos en el agua por prescripción médica, se convirtió en 8, 10 y 12 minutos bajo el estricto control de los médicos.

Facundo siguió participando en este tipo de eventos oficiales y por impulsos propios. En febrero de este año, nada, junto a compañeros, en el lago que se encuentra en Corona de Inca, en la provincia de La Rioja, en uno de los espejos de agua más altos del mundo. El mirador que rodea al lago se encuentra a 5500 metros, y el espejo de agua se encuentra dentro del cráter del volcán.

Allí lograron nadar alrededor de 400 o 500 metros siempre sin traje de neopreno. La idea original era cruzar el lago, pero primó la coherencia y la seguridad que siempre marca Facundo por lo que nadaron en forma paralela a 5300 metros de altura, con falta de oxigeno y ni que hablar de la temperatura del agua. En el 2019 tienen pautado volver y cruzarlo.

Su espíritu curioso, hizo que en el 2017, en una visita a un amigo en Mendoza y recorriendo la zona de vallecito, haciendo trekking y escalando, conociera a diferentes guías de montaña, que viendo su entusiasmo por la actividad, lo incentivaron a estudiar en la escuela de guías en la localidad de Godoy Cruz en la provincia de Mendoza, a distancia, el nuevo desafío lo motivó y hoy, está a un paso de recibirse. 

Este nuevo emprendimiento personal, según cuenta Facu, no lo que hace con el fin de obtener una salida laboral estricamente, sino por un anhelo personal de que la gente pueda disfrutar de la naturaleza virgen y pura. En enero estará, junto a unos compañeros de Córdoba, haciendo la ruta de las 6 miles, en 15 días tendrá la oportunidad de hacer varias cumbres de esos picos, y antes de ir a nadar la Corona del Inca, hacer cumbre en la frutilla del postre, en el pico más alto de la Cordillera de los Andes, el Aconcagua.

En abril, Facundo estará nadando en las Islas Malvinas, nada más y nada menos. Ya completó toda la documentación y los pases necesarios para poder realizar esta nueva travesía en este pedazo de territorio argentino tan caro en los sentimientos de los argentinos. Seguramente, Facundo ya estará pensando que nuevo desafío se pondrá, cabeza sobra.

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.