Publicado el: 25/11/2020 16:51 Hs.

Dolor mundial por el fallecimiento de Diego Armando Maradona

Diego Armando Maradona, el mejor jugador de fútbol de la historia, tenía solo 60 años. Un hombre que solo quiso ser ejemplo dentro de una cancha, y vaya si lo fue!. Fue tan grande, pero tan grande, que es imposible imaginarse ser el ni no haber soñado con ser él.

COMPARTE:
Diego finaliza su obra maestra frente a Inglaterra

El 25 de noviembre ya no será un día mas para el fútbol, será recordado como el mas triste, el día que falleció Diego Armando Maradona, el mejor futbolista que dio el planeta en toda la historia, el verdadero dueño de la pelota y a la que ella eligió brindarle amor eterno. En su rol de futbolista no hubo ni habrá nada igual, todos los que tuvieron la suerte de compartir una cancha con el lo saben, todos lo que enfrentaron lo saben, todos y todas los/as que lo vimos hacer magia en una cancha lo sabemos. En su rol de técnico siguió transmitiendo su pasión por el fútbol, tenerlo en el banco era un privilegio absoluto, todos los que tuvieron la suerte de compartir una cancha con el lo saben, todos lo que enfrentaron lo saben, todos y todas los/as que lo vimos hacer magia en una cancha lo sabemos.

Se fue el Diego de la gente, el de la paradas imposibles, el que le dio mil alegrías a todos/as los argentinos/as, el que se enfrentó a los poderosos, el que no tuvo miedo de meterse con los popes de la FIFA sabiendo el vuelto que se venía, el que estuvo en mil luchas dentro y fuera de la cancha, al que le pedimo todo, pero todo, nuestro super héroe argenino real, propio, con defectos y virtudes, en definitiva era un hombre, que este miércoles, se convirtió en inmortal.

Diego nació el 30 de Octubre de 1960 en la localidad de Villa Fiorito, perteneciente al partido bonaerense de Lomas de Zamora. Hizo las inferiores en Argentinos, integrando el equipo clase 60 del "Bicho", apodado "Los Cebollitas", que estuvo 136 partidos invictos entre varios logros importantes, a nivel nacional e internacional. 

A los 15 años debuta en la Primera División de Argentinos ingresando como suplente; unos días después convertía dos goles ante San Lorenzo de Mar del Plata con solo 16 años. Dos años mas tarde, cuando Diego ya derrochaba fútbol por todos lados, Menotti no lo convoca al plantel que disputa el Mundial 78 por su corta edad, pero si para el campeonato del mundo juvenil del '79 en Japón, en el que Argentina también se consagra campeón. Ya la "celeste y blanca" no lo soltaría más y el amor será correspondido y eterno

Diego es el goleador del Metro '78, Metro y Nacional del '79 y Metro y Nacional del '80, récord absoluto para un jugador al ser el máximo artillero en 5 torneos consecutivos.En el '81 es traspasado a Boca en una cifra récord, y luego, en el 82, es vendido al Barcelona de España, mismo país donde se desarrollaba el Mundial y donde Argentina defendía el título.En el 84 es vendido al Nápoli  de Italia donde gana todo lo que juega y lleva al club del sur italiano a ser uno de los mejores equpos del mundo del momento.

El mundial de España fue todo frustración para Diego, pero 4 años mas tarde, en México, con  Bilardo en el banco y con un gigante Maradona, Argentina lograba su segundo campeonato del mundo y Diego alcanzaba la gloria total. Con un rendimiento nivel Dios, 5 goles, incluido el mejor gol de la historia de los mundiales, Argentina es campeón del mundo. Luego, con la "Albiceleste" consigue el subcampeonato en Italia 90.

Después del mundial, Diego comienza con algunos problemas que lo alejan de la cancha con solo 30 años, había mucho fútbol para dar. Sevilla, con Bilardo en el banco, lo contrata en el '92 y juega hasta el '93; luego vuelva a la Argentina para jugar en Newell's y consigue la clasificación al Mundial de Estados unidos 94. Diego llega en un nivel altísimo a ese campeonato del mundo y el equipo de Basile era candidato a quedarse con la Copa, pero el doping positivo "le corta las piernas" y el andar de la selección en tierras yanquis se queda sin alma y es eliminado en octavos. Posteriormente tendrá un nuevo paso por Boca prestigiando con su presencia el fútbol argentino.

Luego de su retiro definitivo, y con años alejado del fútbol, Diego dirige la selección que compite en el Mundial de Sudáfrica, quedando eliminado ante Alemania en cuartos de final.

Diego se va como Director Técnico de Gimnasia, estaba donde lo queríamos ver y donde era feliz, en una cancha de fútbol. El pueblo futbolero argentino se lo reconocía en cada partido que su equipo disputaba; era recibido en todas las canchas como lo que fue, el más grande de todos los tiempos, no habrá otro igual. No cremos en que antes esto, ahora lo otro; la única realidad es que adentro de un campo de juego no hubo ni habrá nada parecido.

Los/as argentinos/as le exigimos a Maradona lo que no somos, o no podemos ser. Le pedimos que sea ejemplo de todo lo que está bien, o que el status quo considera como perfecto. Los medios amarillistas se encargaron de destrozarlo cuantas veces pudieron, de juzgarlo constantemente. Periodistas deportivos trataron siempre de menospreciar lo que fue y lo que es, hasta que parece que por fin, hoy, son los menos. Estamos siempre pendientes de lo que dice, como se viste, como camina, si está gordo, sino, pero Diego fue solo un hombre, un tipo que se le paró a cualquiera, que dijo lo que sentía y lo que creía, como mucha gente, puede cambiar de opinión, puede equivocarse, pero siempre estamos para corregirlo cuando no podemos corregir ni la tarea de nuestros/as pibes/as.  

Hasta siempre Diego!

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.

Municipios

Rubros

Contenido Relacionado

Será en homenaje al segundo gol de Maradona frente a los ingleses en el Mundial de México 86. Reemplazará al gol de Grillo convertido el 14 de Mayo de 1953 ante el mismo rival. Fue decidido por la AFA ante un pedido de Futbolistas Agremiados.

Maradona gambetea a Peter Shilton, arquero inglés, para completar su obra maestra