Publicado el: 09/11/2019 10:41 Hs.

Cecilio Salazar ganará 390 mil pesos brutos por mes, con un 394% de aumento

Mientras se apunta a los Concejales, el Intendente Salazar desde su asunción tendrá un incremento del 394 % en su sueldo a diciembre de este año superando en bruto $ 390.000 por mes. En tanto los empleados solo conseguirán un 224 % en el mismo lapso. Los Concejales verificaran un 244 % también. Mientras esto tendría que ser proporcional, no lo es por la viveza política. Medio millón de pesos será el costo total del Intendente contemplando sueldo bruto, aguinaldo y cargas sociales. 

COMPARTE:
El Intendente Cecilio Salazar cuesta cerca de medio millón de pesos con sueldo, aguinaldo y cargas sociales

*Por Roberto Borgo

La realidad económica re edita viejas discusiones que la clase política se encarga de enterrar en tiempos de tranquilidad de la opinión pública. Y en esto no hay grietas ni partidos, y hasta oportunismo para echar la culpa a las mayorías o las leyes. 

El Centro de Comercio e Industria manifestó su inquietud sobre el costo político en referencia al Honorable Concejo Deliberante, la cual no tuvo respuesta formal. Vecinos promocionaron la firma de un petitorio en el mismo sentido, y también lo ingresaron formalmente. Además de un pedido de ser recibidos por Intendente Salazar. 

Antes de la asunción del Intendente Salazar, la situación económica-financiera sensibilizó a los ediles y casi sin darse cuenta aprobaron la Categoría “0” que desacoplaba las dietas y sueldos de planta política de los aumentos del personal de planta del municipio.

De arranque con la optimista asunción del 2015 se volvió a instaurar la determinación en la categoría ingresante de 40 horas con su movilidad sobre los aumentos del personal. Tras la Emergencia Económica, ordenanza inútil si la podríamos catalogar, nuevamente ganaron ingresos. 

Sin salir a luz, otra vez el Concejo y el Intendente mostraron la hilacha en el 2016 cuando desempolvaron la Ley Orgánica Provincial de los Municipios y determinaron fijar dietas y sueldo del Jefe del Ejecutivo en la categoría ingresante del escalafón administrativo.  Esto representó 7 categorías de aumento, hecho inédito en la historia de la Municipalidad de San Pedro, ni en los periodos de total predominio del Intendente Barbieri se había planteado.  

Actualizado a los valores a percibir en diciembre de 2019, los ediles tendrán un “Plus” de $23.906.15 y el Intendente $ 95.624,62 por esta "picardía". 

Desde los comunicados se habla de presupuestos que nada tienen que ver con los ingresos de los funcionarios políticos.  Se miente escudados en el desconocimiento de los vecinos ya que los gastos pueden ser fijados por otros sistemas que están contemplados en la misma Ley Orgánica como el tope del 3 % del total del presupuesto del Municipio en su conjunto.

El Intendente además percibe indebidamente gastos de representación que están expresamente prohibidos por las modificaciones realizadas a la Ley Orgánica provincial por la Ley de presupuestos del ejercicio 2019 y que en el Concejo Deliberante – como de costumbre – nadie se percató y aprobaron a libro cerrado con la mayoría automática no pensante. Este importe asciende a $ 35.500 mensuales.

El costo de funcionarios en el Ejecutivo pasó desde el 2015 de $ 631.000 a $ 3.500.000 en el mes de octubre sin considerar los aumentos de diciembre incluyendo cargas sociales. Un 544 % comparativamente.

La planta de políticos de 22 funcionarios en la gestión saliente a 33 en la del Intendente Salazar, de tres secretarías en la crisis a 8 secretarías en la actual fundamenta el notable incremento. 

Sin dejar de señalar que en su segundo mandato la gestión adelanto se creará la Secretaria de Desarrollo Estratégico, con competencia, según las declaraciones del propio Intendente, en "el ordenamiento de la ciudad, radicación de empresas desarrollo turístico y planificación urbana con foco en la San Pedro 2000". Pareciera que el municipio no posee una Secretaría de Desarrollo Económico con esas mismas competencias y además 18 ociosos concejales que tendrían que ocuparse de dejar de hacer la plancha y ponerse a trabajar en la San Pedro 2000 que solo en veinte años han modificado para beneficio del sector inmobiliario a dos manos o cuando las papas queman como las usurpaciones de enero de este año. 

En tiempos de crisis los vecinos han soportado un 410 % de aumento de las tasas y servicios en promedio. La situación económica del país ha destruido en el mismo lapso fuentes de trabajo, cierre de comercios, el cumplimiento de los contribuyentes cayó un 30 % al 2018 – y se profundizará aún más en el 2019. Quizás el Centro de Comercio ahora que está activo con planteos políticos defienda los intereses de los comerciantes ante la nueva fiscal a analizar en diciembre - en estos cuatro años guardaron silencio - las bases ya no soportan la presión tributaria generalizada y caída de ventas.

El estado tanto nacional como provincial tiene por delante una situación compleja, salvo San Pedro que pareciera Jauja, como la mítica ciudad en la cual los comerciantes y vecinos se ajustan los cinturones y los políticos no se enteran que todos perdieron algo de dignidad. 

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.

Municipios