Publicado el: 09/08/2017 11:33 Hs.

Causa Gabriel Reyna: 21 años de prisión para Díaz y 9 para Dominé

Facundo Díaz fue condenado a 21 años de cárcel efectiva por los delitos de Robo e Intento de Homicidio del policía que estaba fuera de la joyería en la que fue asesinado Gabriel Reyna. Mario Dominé fue condenado a 9 años de prisión efectiva por el robo en el comercio. 

COMPARTE:

Este miércoles hubo lectura de las sentencias tras el juicio por jurado en el que quedaron absueltos los imputados en torno al crimen de Gabriel Reyna. El tribunal debía definir la pena en torno a las otras causas imputadas a los acusados.

El Fiscal Hernán Granda confirmó este miércoles en Ojo al Dato que Facundo Díaz, imputado por "Robo" e "Intento de homicidio" del efectivo policial que estaba aguardando fuera de la joyería en la que fue asesinado Reyna, fue condenado a 21 años de prisión de cumplimiento efectivo, por la reincidencia en los delitos.

Además Mario Dominé, sobre quien pesaba una imputación sólo por el "Robo", recibió una condena de 9 años de prisión efectiva. 

Por otra parte el Fiscal Hernán Granda confirmó que pidió que se investigue en torno a la teoría del Defensor Oficial que aseguró que hubo una serie de maniobras irregulares en el manejo de las pruebas para inculpar a los imputados. "Eso no está acreditado", aclaró el titular de la UFI 8, que pidió aguardar los resultados de la investigación en torno a esta acusación.

Granda aclaró que, de ser cierto, no descarta la posibilidad de reabrir la causa por el homicidio de Reyna para poder determinar quién fue el autor del disparo criminal.

Comentarios

Los comentarios aquí publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores.
Visión Regional se reserva el derecho de administrar los mismos.

Municipios

Rubros

Contenido Relacionado

Los acusados por el asesinato del policía en un intento de robo lograron la absolución tras un histórico juicio por jurados y 3 días de audiencia. El Defensor Oficial Pablo Vaccani logró que prevaleciera el resultado de las pericias que no permitieron establecer con exactitud cuál había sido el arma homicida, estrategia que ya había adelantado el letrado en varias oportunidades. Los detenidos fueron condenados por el robo.